Anarquía aquí y ahora: por la insurrección sin líderes ni dirigentes

Anarquía aquí y ahora: por la insurrección sin líderes ni dirigentes.

Quienes en la lucha por la Liberación humana, animal y de la Tierra asumimos una actitud de confrontación contra el poder en todas sus formas, no queremos sentarnos a mirar cómo pasan las cosas frente a nuestros ojos sino que empujar los acontecimientos hacia la ruptura con el orden la dominación.

Proyectarnos en ofensiva contra toda autoridad nos lleva a buscar organizarnos con otrxs compañerxs para irrumpir en la realidad sacando hacia afuera nuestros deseos de destruir al Estado, el capital, el poder, sus símbolos y representantes.

Aquí compartimos un folleto y un video elaborados para la difusión de propuestas de organización informal para la acción insurreccional contra el poder.

Doc__1

Anuncios

(Grecia) Declaración ante la corte de la compañera Olga Economidou en juicio por intento de fuga de CCF

https://i1.wp.com/www.dejurka.ru/wp-content/uploads/2010/02/firephotography-thumb.jpg
[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde RadioFragmata]

No vine a esta corte para disculparme. No estoy de pie en falta ante ustedes porque no me he arrepentido de nada. Si mil veces volviera el tiempo atrás, la decisión sería la misma. El deseo de libertad no puede ser llevado a juicio ni puede ser encarcelado.

Soy anarquista revolucionaria, miembrx de la Conspiración de Células del Fuego y junto con mis compañeros tomamos la responsabilidad desde el momento en que fuimos arrestadxs. Al igual que sucedió entonces, la organización tomó la responsabilidad de nuestro plan de fuga de la prisión desde las celdas de la democracia y de todo lo necesario para ponerlo en práctica.

La Conspiración de Células del Fuego no está siendo juzgada por primera vez dentro de estas salas especiales, ya que la acción de C.C.F constituye una parte viva de la historia de las organizaciones revolucionarias armadas que aún continúa.

Este juicio político es la respuesta de la dominación con el fin de enterrar a su propia respuesta práctica que es el conflicto armado que hemos elegido. En el monopolio de la violencia sádica de la autoridad, la guerrilla urbana anarquista es nuestra propia respuesta indispensable.

En los tiempos del totalitarismo, donde la autoridad ha penetrado en todos los aspectos de la existencia individual, lo que prevalece hoy en día es un vasallaje tradicional, una esclavitud aterciopelada que se ha bautizado como democracia y pasa de generación en generación como una tradición.

Si en dictadura se solía imponer el toque de queda, hoy en día la democracia otorga 1 kilometro de libertad a Evi Statiri y el destierro en Salamina para Athena Tsakalou. Las persecuciones de familiares de presxs políticxs como ocurrió en los casos de Christos Polidoro, Athina Tsakalou y Evi Statiri son una repetición de las prácticas fascistas que fueron impuestas por la junta militar contra lxs familiares de lxs presxs políticxs.

Si en algún momento fue el miedo a las cadenas de hierro, ahora las jaulas de oro del consumo, los falsos deseos y las necesidades artificiales son elegidos de manera voluntaria.

Si en algún momento había censura, hoy nuestras pantallas están llenas de desinformación, mentiras, distorsión y la ocultación selectiva de hechos en nombre de la libertad de expresión. Los gendarmes militares fueron reemplazados por el MAT democrático (policía antidisturbios griega), con el fin de defender los símbolos y los detentatores del poder. Los tanques fueron reemplazados por los bancos para la preservación de los intereses del capital con el fin de establecer la tiranía económica.

Estas prácticas de totalitarismo y los juegos de terror de la represión han formado la vida en una sociedad que está siendo gobernada por el terrorismo sin fin de los mecanismos del Estado.Toda resistencia moderada es ineficaz. La recuperación de la libertad será sólo a través de la violencia revolucionaria. Por esta razón, la elección de la lucha anarquista, de la violencia armada, es más oportuna que nunca.

Mi elección de escapar fue y es todavía una opción política consciente. Es un acto de guerra con el fin de continuar con lo que he empezado. Para la continuación de la acción revolucionaria de la Conspiración de Células del Fuego.

Además, ya he escapado de su moralidad hipócrita, de las restricciones y reglas, de su civilización que huele a derrotismo y a muerte. El camino del ataque constante es la ruta que he elegido y no tiene boleto de regreso.

Sin tregua. Sin arrepentimiento.

Olga Economidou,

Miembrx de la Conspiración de Células del Fuego / FAI-FRI

(Grecia) El juicio por el intento de escape de CCF está llegando a su fin.

[Por Sin Banderas Ni Fronteras]

En la audiencia del viernes 17 de junio Una de las últimas “apologías” realizadas fue la del prisionero Fabio Dusko, acusado de colaborar con el intento de fuga de CCF. Fabio se negó a responder las preguntas de los jueces y en su declaración señaló: “Estoy orgulloso de cooperar con Conspiración de Células del Fuego, y lo haría de nuevo para recuperar la libertad. Fugarse de la prisión es un deber de cada prisionerx”.

El juicio se suspendió para el 29 de junio. Es importante señalar que en la legislación griega la prisión preventiva tiene un plazo máximos de 18 meses. Luego de eso el/la priosionerxs puede salir a la calle a esperar el juicio. Para el caso de la compañera Angeliku Spiripoulou y otrxs acusadxs, el plazo se cumple el 13 de julio. Antes esto, la jueza A. Yfanti se las arregló durante el proceso para realizar un “juicio express” y ha señalado que el proceso ya estaría terminado para el día 10 de julio con condenas para lxs acusadxs, buscando impedir su salida a la calle.

Para acelerar el juicio – como se ha señalado en anteriores actualizaciones-, la jueza “leyó” los informes judiciales con miles de páginas en tiempo récord, intentó realizar el juicio sin abogadxs, sin acusadxs y sin público, y suspendió otros juicios (como el juicio contra miembros de la organización fascista “Amanecer Dorado”) para mantener siempre disponible la corte para el juicio por el plan de escape de CCF. en la sala.

¡Que ningún compañerx esté solx!

———-
Fuente: athens.indymedia.org

(Grecia) Actualización de juicio por plan de fuga de CCF. Audiencias del 15 y 16 de junio.

[Por Sin Banderas Ni Fronteras]

El miércoles 15 y jueves 16 de junio comenzaron las “apologías” de lxs acusadxs por el plan de escape de Conspiración de Células del Fuego luego de terminadas las declaraciones de los testigos de las defensas en donde lxs compañeros de CCF y la compañera Angeliky Spyropoulou optaron por no presentar testigos para su defensa.

En las “apologías” judiciales se espera que lxs acusadxs presenten sus disculpas ante el tribunal, sin embargo, lxs compañerxs de CCF y la compañera Angeliky utilizaron la instancia para emitir declaraciones políticas.

El día miércoles lxs compañerxs Olga Economidou, Giorgos Polydoros, Chirstos y Gerasimos Tsakalos emitieron una declaración política conjunta en la que se refirieron al plan de fuga, las acciones de la organización y la persecusión contra sus familiares acusadxs de “pertenencia a organización terrorista”, entre otras cosas.

Los compañeros Michalis Nikolopoulos y Panagiotis Argirou realizaron también sus propias declaraciones refiriendose al juicio, el plan de fuga y las estrategias de la lucha anarquista.

La compañera Angeliki Spyropoulos también desarrolló un discurso político reivindicando su participación en el plan de fuga de CCF. La compañera también señaló que la única manera de aniquilar la sofocación existencial y las imposiciones del sistema imperante es a través la acción insurreccional anarquista y la guerrilla urbana.

Al final de la audiencia tocó el turno a Ch.Rodopoulos, uno de lxs acusadxs de colaborar con el intento de fuga, quien negó todos los cargos que se le imputan.

El día jueves hablaron el resto de lxs acusadxs. Todxs rechazaron los cargos de pertenencia a organización terrorista y de participación en el plan de fuga. Luego de Evi Statiri (esposa del compañero Gerasimos Tsakalos) habló Christos Polydoros (hermano del compañero Giorgios Polydoros). Ambxs, junto con rechazar los cargos, señalaron que su acusación y detención se trata de un chantaje emocional por el apoyo entregado a sus seres queridos, que las acusaciones y el riesgo de una larga condena (10-20 años) se basan en el hecho de no dejar solos a sus familiares, y que seguirán apoyandoles sin importar los costos.

Athena Tsakalou (madre de lxs compañerxs Gerasimos y Christos Tsakalos) no ha asistido a ninguna sesión del juicio pero envió un texto refiriendose a la explotación y opresión que existe en el mundo a causa del sistema imperante. También reconoció que ofreció refugio a la compañera Angeliki Spyropoulos mientras se encontraba clandestina tras de iniciarse la cacería en su contra al descubrirse el plan de fuga de CCF. Finalmente, Athena Tsakalou señaló que dar refugio a Angeliky es para ella un gesto de humanidad hacia un/una perseguidxs por el poder.

Las apologías terminan el día viernes y se espera que dentro de las próximas dos semanas el juicio esté llegando a su fin.

¡A traspasar las fronteras con solidaridad y acción insurreccional!
—————
Fuente: http://mpalothia.net/

Comunicado de la compañera Natalia Collado

Con algo de esfuerzo y voluntad logro encontrar, o más bien hacerme, un momento de tranquilidad y silencio en un espacio donde la privacidad no existe, y eso que me encuentro dentro de uno de los módulos con menos presas y por ende algo más tranquilo. Me dispongo, tomo mi lápiz, mi cuaderno y algo sucede que las palabras no fluyen tan fácil. ¡El principio… los principios! Son mi tropiezo al escribir, y esta vez pensar en un comienzo de algo importante para mí como lo es este comunicado se me hace algo dificultoso. Dejo el lápiz y me sumerjo en mi cabeza para galopar marcha atrás en eso que humanamente, y por ende ilusoriamente, se imagina como una línea de vida, me sujeto de esta cuerda humana y la tiro con mis manos ansiosas para llegar de vuelo a uno de mis momentos atesorados.

Febrero del 2015. Estoy en el extremo sur (Patagonia) con la única compañía material de una mochila y una navaja en medio de un bosque alejado de todo rastro humano y civilizado. Estoy ahí porque un mes antes, y súbitamente, se me instala la idea y el impulso de que tengo que irme, viajar lejos de la urbe, de que hay algo que tengo que vivir y que tiene que ser en esos momentos. Decido, esa vez, dejarme llevar por ese impulso para encontrarme y llegar al lado de los árboles en un atardecer patagónico. Ese momento, fue todo un desafío personal (y así lo quise) al enfrentarme por primera vez a solas con una oscuridad total en medio de la naturaleza. Al principio sentí temor, lo que hizo que mis sentidos se agudizaran y abrieran paso a otra realidad, una escapada de toda humanidad, una totalmente salvaje que me abrazaba esa noche.

07 de abril del 2015, siete u ocho de la tarde, la primera tarde en prisión. Estoy sola en pleno atardecer carcelario y mi cuerpo se apega a los barrotes para aprovechar los últimos rayos del sol. Desde ese momento supe que estaría un buen rato, que esas murallas, rejas y barrotes poblarían mis ojos. Sonrío y me agradezco que entre mis últimos recuerdos se colmaran plantas, árboles, flores, aves, insectos y animales. Este es el desafío civilizado y aquí no hay unión.

07 de abril del 2015, madrugada. A lo lejos soy espectadora de mi propia acción. La zona se tapa con el zumbido de una explosión causada por la combustión, mientras empiezo a ver una gran masa de humo negro que crece por sobre cualquier altura visible, casas, edificios, las feas moles de cemento, son sobrepasadas, la destrucción disfruta de la noche me saco una sonrisa que hasta ahora se mantiene al saber que el objetivo en este caso un bus de transporte público se ha quemado por completo. Doscientos treinta millones de pesos en inversión a un “bien” social se han perdido. Junto a otras perdidas y daños que paralelamente ocurren en otras acciones coordinadas y en complicidad en esa madrugada de destrucción.

Hay circunstancias que se dan de forma accidental y azarosa, y otras que son errores. El haber estado una hora después detenida bajo la mirada de todo tipo de policías fue un error nuestro y solo nuestro que hizo desde ese momento y hasta ahora que las rejas sean una constante. Pero no vale la pena victimizarse, culparse y castigarse como lxs cristianxs. Ahora solo escarbo en esos recuerdos para sacar cosas en limpio que me ayuden a “futuro”, y para dar a entender, que en las acciones el impulso y los deseos deberían siempre apoyarse de ciertas tácticas y seguridad. La cosa y aceptando las consecuencias, es también mantener nuestra “libertad” o al menos prolongar el máximo de tiempo nuestros movimientos. Pero volviendo a la detención ahí estaba yo en el calabozo en pleno silencio y mirando todo movimiento de los despreciables sujetos uniformados que se movían de un lado a otro mientras hablaban, llamaban y me miraban. Transcurrido un rato se presenta a la escena un sujeto de terno, que no encajaba con los uniformes cuadrados y grises de la habitación, este personaje pasa a ser el jefe de aquellos hombres. Hombre que se presenta en plena madrugada para tomar el control del caso y que posteriormente me entero que es el mismo sujeto a cargo del “caso bombas 2” del 2014. Todo se estaba ordenando y aclarando, el show judicial empezaba a abrir su telón bajo el mando del fiscal Orellana perteneciente a la fiscalía especializada en crimen organizado, junto con un selecto equipo de policías especializados. Especialización, esa es la palabra y la dinámica de ahora, luego de grandes fracasos públicos para ellos, como lo fue el primer caso bombas ocurrido en el 2010. Caso que luego de largas investigaciones y dedicación todas/todos las/los compañerxs acusadxs logran salir absueltxs dejando en evidencia de forma incluso pública, lo ridículo del proceder de los aparatos de investigación, y dando cuenta de que se trataba de una persecución política que tenía como fin la desarticulación de todo un entorno anárquico.

Era evidente que la forma de investigar y proceder tenía que cambiar, y así lo han hecho a través de la especialización y la ciencia. Se han preparado con equipos de dedicación exclusiva para casos de “esta índole”, es decir, casos con una clara intención de atacar estructuras, símbolos o personas de esta asquerosa civilización. Mientras que la ciencia entra de lleno a través de las catalogadas pruebas técnicas y científicas, como el ADN, huellas digitales, geolocalización, entre otras. Al respecto hay que aclarar que esto no es que no haya existido antes o sea algo totalmente nuevo, sino que ahora tiene más relevancia y credibilidad que una prueba meramente política, como lo es un libro o un afiche que vendrían siendo más bien un apoyo. La cosa, al menos superficialmente, es dar a entender que se persiguen delitos y no ideas.

El último tiempo transcurre, e intuyo que las absoluciones y penas a cumplir en la calle, están siendo algo del pasado. El avance en el ámbito de las investigaciones también se enlaza con un avance judicial. Prueba de esto es la nueva modificación realizada en febrero de 2015 a la ley de armas y explosivos, y ante la cual soy la primera procesada bajo esta modificación (específicamente por colocación y activación de elemento incendiario). En palabras simples y rápidas, la condena se hace en cárcel (efectiva) y el mínimo de tiempo que te pueden dar son tres años y un día. Es simple darse cuenta que la modificación es realizada ante el hecho de que el estado y su justicia no lograba castigos ejemplificadores ante el accionar confrontacional  (anárquico, nihilista, ecoanarquistas, ecoextremistas), quedando absueltxs o con penas en calle la mayoría de las personas imputadas por tales actos. Evidentemente fue preciso endurecer la ley donde la mayoría de nuestras acciones se catalogan debido a los elementos utilizados como explosivos o elementos incendiarios, que son catalogados como armas. Agrego además, según mi parecer, que estas medidas se toman en respuesta a una activación de acciones confrontacionales que se venían dando en ese último tiempo, luego de un periodo de letargo (en cuanto a acciones) post caso bombas 2010. Esto lo hago saber con alegría al saber/ver que todo se volvía a activar y nunca con el afán de culpabilizar ciertas acciones con el endurecimiento de leyes. De entrar en estas lógicas no haríamos nada, ni siquiera pensar y practicar una vida al margen. Hablo de todo esto porque discutir sobre los detalles del proceso judicial o acusar las irregularidades o vicios de estas instancias me parece irrelevante en “mi” caso, de partida porque esto no es un montaje y por ende las pruebas a pesar de las licencias y grandes errores por parte de lxs inquisidorxs no llegaran a establecer “inocencias” ya que no creo en estas lógicas y asumo personalmente mi accionar. Por otro lado, y a pesar de ciertas esperanzas de que todo se derrumbaría y podría salir, no busco un juicio digno ni limpio ni justo. Me niego a buscar esos valores en una justicia civilizada que me desagrada y que de principio a fin tiene como norte mi encarcelamiento. Por eso, preferí hablar sobre el contexto en el cual soy detenida y enjuiciada para darlo a conocer de forma directa y experiencial. El fin, supongo, es llamar a estar más atentxs y cautelosxs, ya sea en la lucha callejera o en acciones de sabotaje. No obstante, no olvidemos, o al menos para mí, que las dinámicas jurídico policial no deberían ser un factor que determinen nuestras acciones e impulsos.

18 de mayo del 2016. Soy declarada culpable por tres sujetos/as devotos/as de la justicia. Sé que la decisión la han tomado hace mucho rato. Sé que la negativa a hablarles en esta sala les ha molestado de sobremanera. Pero hay algo que ha impulsado cada una de mis decisiones. Aquí no se trata de un montaje, nunca lo ha sido, y esto no es más que consecuencia de mi propia acción y posicionamiento frente a lo que desprecio. Mi acción por lo que fui detenida ese 7 de abril del 2015, fue incendiar un bus de locomoción colectiva por ser un blanco y maquinaria del avance civilizador. Por ser símbolo y utilidad de la ciudad. Esto acorde y como gesto con lo que he ido sintiendo y reflexionando en mi vida y lucha.

Sé que los blancos, desde una posición anarquista o anti civilización, son muchos porque son múltiples los sujetos/as, instituciones, símbolos y estructuras que representan una autoridad represiva y opresiva. Es por eso que hace sentido cuando se habla de una liberación total, puesto que todos estos frentes a despreciar conforman y son parte de un pensar, sentir, concebir y construir un mundo desde una cosmovisión civilizadora, a esta altura totalmente superficial, antropocéntrica, patriarcal, etc., generadora de realidades y sujetos/as vacíos, superficiales, capitalistas, represivos/as, castrados/as, patriarcales, misóginos/as, desconectados/as de otro tipo de vida, al creer que la única óptica verdadera es la humana enfermiza que abunda en las ciudades.

En este camino de ir despreciando, rechazando y atacando. De ir también amando y tomando importancia a ciertos seres y experiencias, de ir en conclusión, confrontando autoridades, moldes, despreciables formas de vida de carácter cultural-civilizador, es que se me ha hecho importante visibilizar el patriarcado, como también y con mucha importancia y afán, el eco-anarquismo y la radicalización de lo que se podría llamar ecologismo.

Soy una individua que ha experimentado por imposición cultural y estratégica la represión patriarcal de esta civilización, y que he empezado a optar, desde una perspectiva anti “victimicista”, con grandes dificultades, contradicciones y tropiezos, por evitar, enfrentar y hacer ajenas aquellas dinámicas y lógicas que desprecian, menosprecian y cosifican mi cuerpo y mi forma de ser.
Es extraño tener que explicar este frente como algo que se escoge para enfrentar, y no un asunto que se da de forma espontánea en cualquier vida e idea que conlleve una postura disidente y de confrontación con lo establecido y lo existente. Pero en la realidad este tema (patriarcado),  tan presente en las cotidianidades, no resuena mucho, y muchas veces se le da poca importancia, olvidándose que las deconstrucciones son fundamentales para cualquier ser con una postura antagónica a esta civilización.

No busco un matriarcado como fin, ni la imposición de la mujer sobre el hombre, ni mostrarme mega dura y fuerte, desde una forma competitiva (porque la dureza y la fuerza toma diferentes tonalidades según el sentido) para ganar un “puestecillo” o respeto. Estas son lógicas que trato de evitar y hacerlas ajenas a mi vida, que buscan destruir e ir más allá de las categorías socialmente impuestas. Para ir buscando  mi autonomía e individualidad, apostando por otro tipo de vida que pueda ser capaz de “experienciarlas” con otros conocimientos y sensibilidades, otras dinámicas de relaciones de afinidad, amor, sinceridad, respeto y cuidado hacia nosotrxs y nuestrxs hermanxs de vida y lucha.

Yo me opongo a la realidad civilizadora, entrando en contacto y reencontrándonos con una realidad milenaria y principal que es la naturaleza salvaje, la cual se ha tratado de desprender de nosotrxs por el impulso controlador, manipulador, destructor a gran escala (porque todo ser vivo de alguna manera genera una manipulación y modificación de su entorno, pero nunca llegan a tales magnitudes y grandes destrucciones como la humana) por parte de la civilización y su mentalidad, apoyada en tecnologías y maquinarias. Ya se arrasó las ciudades y los /as sujetos/as llenándolos de conocimientos y conductas miserables que son perpetuados con orgullo por estos mimos sujetos/as humanos-ciudadanos/as-civilizados/as, alejados/as de todo salvajismo e instinto propio. Lo mismo que han querido hacer con todo brote de naturaleza salvaje, ya sea secuestrando animales e industrializándolos, infectando mares, deforestando bosques, etc.

Consciente estoy de haber sido criada en la civilización. Pero también sé que quiero la perseverancia y la fuerza de la naturaleza salvaje, aun cuando de forma autónoma se defiende y mantiene a sus modos.

Me despido señalando en estas palabras mi profundo aprecio y cariño para todas las hermanas que han hecho que durante este proceso carcelario me mantenga fuerte y contenida. Desde la alimentación y la importancia que esto tiene para mí, al usar mi cuerpo en lucha, las hierbas que me han acompañado en momentos tensos, sus presencias en las visitas que rompen con lo monótono, sus voces que me acompañan en los llamados telefónicos, sus palabras en las cartas que quiebran los muros, y los diversos gestos que invaden de sensaciones la espacialidad carcelaria. Fuerza para cada una de ustedes que se enfrentan y luchan cotidianamente en defensa de lo que han escogido ser y vivir. Incluyendo a las hermanas que son madre y que no se someten a una vida ciudadana-civilizadora, aunque esto les cueste la pérdida de sus crías y someterse a la despreciable justicia.
Un abrazo para mis hermanos y ciertos compañeros que también han hecho de estos momentos algo más llevadero.

Ayudándome, brindándome risas, compañía y cariño.

Complicidad con quienes a través de la acción directa llevan sus cuerpos, deseos e implementos, a la confrontación con lo establecido y civilizado. Ver, o leer sus acciones y saber que todo continúa. Eso me colma de fuerzas.

Con lxs hermanxs con quienes compartí este tipo de experiencias un abrazo apretado y afectuoso.

Para otrxs compañerxs, con quienes no tuve necesariamente un lazo directo, gracias por cada gesto.

Por último, pido tener en cuenta y a modo de favor y respeto, que de ahora en adelante, en cualquier tipo de acción o gesto (propaganda, panfletos, actividades, información virtual, foros etc.), se considere mi individualidad sin vincularme con Javier Pino.

Solidaridad con las compañeras y compañeros prisionerxs en las cárceles. Aquí dentro nada acaba! Fuerza y entereza para los compañeros de Santiago 1 y del C.A.S. para los compañerxs en España (gran abrazo y solidaridad con Mónica y Francisco), Grecia, Italia, México y Norte América. Saludos para quienes sus pasos burlan la ley. Que su fuga se mantenga a pesar de las dificultades.

Con todo el cariño anhelando la libertad de mis compañeras María Paz, Nataly Casanova, Natalia Alvarado y Tamara Sol.
Fuego a la civilización Patriarcal y antropocentrista!! Memoria activa con lxs compañerxs que físicamente han muerto en enfrentamiento.

Ya nos vemos pronto en la calle o tal vez más lejos.

Tato (Natalia Collado), desde la prisión de San Miguel (próxima al traslado a la prisión de San Joaquín)

(México) Sabotaje a cabinas telefónicas de Telmex

Queremos comunicar la destrucción de 13 cabinas telefónicas de la empresa Telmex. Telmex es una empresa que construye cárceles federales en México. Carlos Slim, su propietario, además es un empresario dueño de otras empresas que participan en la construcción del “tren rápido México-Toluca” que para su construcción está destruyendo bosques y mantos acuíferos. Los sabotajes se realizaron la noche del 17 de junio en Ciudad Nezahualcóyotl, México DF.

Este sabotaje es en solidaridad con los presos que se amotinaron en Barrientos. Es en apoyo de los compas que “si” están en fuga en México: Chivo, Tripa y “Cobi” y para el compa Gustavo R. y por la destrucción de las prisiones.

FUEGO A LAS EMPRESAS QUE CONTRUYEN CÁRCELES

Anarquistas

Carta del compañero Carlos López “Chivo” en fuga

Desde algún lugar de por ahí…

Animado por el clima de tensión de la guerra social que se vive alrededor del mundo, de la resistencia sobrepasada por el ataque directo y no mediado de aquellos y aquellas quienes ven en la reapropiación de sus vidas una forma de molestar lo impuesto y buscar destruir las relaciones basadas en la autoridad y sus absurdas leyes, pero sobre todo, por el desarrollo y reproducibilidad de acciones solidarias que se han venido dando hacia los y las compas en diversas situaciones  de riesgo por poner en marcha un marcado antagonismo a todo Poder  y sus sistemas de muerte, es que me atrevo a escribir estas líneas.

Es entonces basado en esta solidaridad de la que hablo, la que en lo personal aun después de haber decidido pasar a la fuga desde hace poco más de un año y tomar nuevos caminos basados en el anonimato y la lucha desde mis posibilidades, que me  animo a sacar este breve guiño de apoyo a los y las compañeras que han decidido llevar una vida de confrontación, aun con todas las consecuencias que sabemos que esto trae consigo, las cuales muchos de nosotros asumimos sin la menor cabida  al arrepentimiento.

En fechas pasadas se conmemoró un año más de la caída en lucha del compañero Mauricio Morales, en quien muchos de nosotros nos hemos inspirado para procurar que viva la Anarquía, como él mismo lo decía. Para esto, su mochila y su bici siguen saliendo a las calles, y lo mejor, es que no solo salen en la conmemoración luctuosa, sino que se han quedado de manera permanente en nuestros corazones y en nuestra cotidianidad, en las calles y en las insurrecciones. Esas muestras de solidaridad revolucionaria que se han venido reproduciendo en varias partes del mundo nos indican que sus esfuerzos no fueron en vano, que al igual que muchas otras personas  que han perdido su libertad física o hasta sus vidas, de alguna manera han logrado ser chispas para que la brasa vaya ardiendo, para que el fuego se vaya extendiendo hasta que lo consuma todo.

También me ha llegado una noticia de la reciente salida de prisión del compañero Gabriel Pombo da Silva, lo cual por supuesto que me ha llenado de alegría de que ya esté en las calles o donde a él se le habrá ocurrido, pero también de rabia al saber que debió pasar 30 largos años de su vida encerrado tras las rejas para tener que “pagar” una condena que le ha absorbido gran parte de su vida; pero nada es en vano, pues seguramente su lucha  y sus escritos habrán germinado en muchos corazones ávidos de libertad, de destrucción anticarcelaria y de ruptura con toda la realidad que nos hace vivir el poder mundial. Mi total solidaridad con el compañero y con la dura decisión que al parecer ha asumido, la de pasar a la clandestinidad no voluntaria, decisión que seguramente habrá tomado al dar una obvia lectura a lo que su situación jurídico-política le habrá  de obligar, que es la de seguir su determinado camino desde la opción de ser un perseguido y no ponerse en charola de plata para ser una presa nuevamente de las fauces carcelarias del estado/capital, y donde siempre habremos, desde nuestros propios contextos y luchas,  quienes nos sintamos abrazados en la solidaridad hacia  personas como el compañero. Compa  Gabriel, si ese es tu camino, ¡que tus pasos sean borrados por el viento!

Asimismo, mandar un sincero saludo y toda mi solidaridad al compañero Gustavo Rodríguez, a quien los esbirros del Estado mexicano le han desatado una serie de acusaciones de lo más absurdas e incongruentes, y no solo de gente pro-estado, sino incluso gente de el mismo “movimiento” quienes de manera repetitiva y sin el más mínimo sentido crítico le han seguido el juego al mismo Estado, basándose en acusaciones periodísticas totalmente carentes de perspectiva. Tanto es así, que no ha faltado gente del mismo “movimiento” que se ha atrevido a acusar al compañero Gustavo de “ser responsable de la detención que tuve junto a dos compañeras canadienses a inicios del 2014”, cosa más ridícula pues en eso el compañero no tuvo absolutamente nada que ver, de hecho, él fue expulsado del país poco tiempo antes de mi detención. O la otra conocida difamación de que Gustavo es policía de la CIA, cosa tan ridícula, discurso tan utilizado por el mismo Estado para intentar dividirnos, aunque eso no nos preocupa, lo terrible es que entre la misma banda se reproduzca tal aseveración, como en su momento vino de parte de la página web “noticias de la rebelión”. Los voceros del Estado, así como los detractores de la anarquía (pues las difamaciones contra el compañero Gustavo no en un principio no provinieron de los massmedia, sino de izquierdistas y rojos) siempre buscarán motivos para desvirtuar nuestras luchas, no nos traguemos sus discursos y los repitamos como si no supiéramos de quien vienen.

También, solidarizarme con todos los compañeros y compañeras quienes se encuentran en duelo con cualquiera de las manifestaciones del poder, sean estos en las insurrecciones, desde sus barrios, desde la cárcel, desde la fuga, desde sus propios proyectos y contextos de vida o desde donde les alcance la imaginación para llevarlo a cabo. Siempre será difícil nombrarlos a todos y todas quienes se encuentran con procesos pendientes, o en cárcel o fuga, pero quiero nombrar muy en especial al compañero y hermano Mario Antonio López “el tripa”, para los compañero Nikos Maziotis,  Fernando Bárcenas, Yorch Esquivel, Natalia Collado, Mónica y Francisco y demás presos en las mazmorras del Estado o en la misma sociedad/cárcel de fuera de los muros que implica el mismo control con su montón de reglas e imposiciones.

Respecto a mi situación, he tenido mucha fortuna al contar con personas quienes en todo este tiempo han estado siempre firmes y conscientes de la situación, siempre con su apoyo sincero y desinteresado,  gente con quien la afinidad y amistad ha sido determinante para continuar proyectos de lucha y de vida. Ciertamente el asumir la renuncia a toda una vida y estar a la sombra de  la “legalidad” no es cosa fácil (aunque a final de cuentas en toda faceta de nuestra vida como anarquistas busquemos romper con lo legal o ilegal, al ser esto solo producto de la dominación), pero la satisfacción que da el tener el propio control de nuestras vidas y no ser presa fácil es grato y dignificante, sobre todo si se cuenta con el apoyo de compañeros, desde los amplios campos de la solidaridad.

Aprovecho este espacio para afirmar que me deslindo de la Cruz Negra Anarquista México debido a discrepancias de posiciones y por no haber ninguna afinidad, y por motivos varios; a ellos agradezco el apoyo que me brindaron cuando estuve en prisión, sin embargo, ahora no hay ningún tipo de relación y en caso de que en algún futuro cercano o lejano, yo me viera capturado dejo en claro que no aceptaría de nuevo su apoyo en ninguna manera, ya habrá afinidades que me respalden.

Y bueno, pues esto no se acaba, por acá nadie se rinde ni claudica, nadie se arrepiente, la lucha sigue fuera de toda representatividad, dogma o paradigma, siempre desde el anonimato para buscar que las acciones sean fácilmente reproducibles para que las tome quien se sienta identificado con ellas. En esta ocasión me tomo la decisión de poner mi nombre al final por mis propios motivos.

¡¡Viva la solidaridad entre ácratas!!
¡¡Por la guerra social!!
¡¡Por la total libertad!!

Carlos López “chivo”   
18/06/2016