(España) Se fuga compañero anarquista de reformatorio

Nota Irakunditxs: siempre nos llena de alegria y sentimientos el saber noticias de compas que logran escapar del encierro, de la tortura, de las prisiones de las jaulas, como tambien de aquellxs que mantienen una firmeza que luchan día a dia dentro y fuera de estas. saludamos enormemente al compañero Tonni que hoy corre libre y salvaje, igualmente tambien recivimos una pequeña y grata noticia de saber que el 15 de julio de este año, 14 personas se fugaron del SENAME “Servicio NAcional de Menores´´ en Arica, estado chileno.

adelante compañerxs! que el viento siempre borre toda huella.

 

El 30 de Abril Tonni, un chaval anarquista de Madrid, fue secuestrado por su madre y padre y encerrado en un “centro terapéutico familar” (lo que viene siendo física y vivencialmente un reformatorio).
En centros como este se encierra a cientos de niñes por mostrarse insumisas ante las exigencias de sus familias por su ideología, forma de vida, consumo de drogas, o incluso por ser maricas, bolleras, trans…

Esto, a diferencia de los reformatorios convencionales, sin necesidad de orden judicial, a cambio de 4000€ y la acusación de sus familias.

Hace casi tres meses que quisieron cortar lazos que eran irrompibles, quisieron frenar nuestros actos y encerrar nuestras ideas entre muros llenos de psicólogos y videovigilancia. Sin embargo, ni un sólo día de encierro ha pasado desapercibido, la solidaridad entre anarquistas nunca fue palabra escrita y se sobrepone a todas las jaulas, todos los golpes y los abrazos que nos han robado.

El 16 de Julio la amistad y la rebeldía derribaron los muros y nuestro compañero Tonni se fugó del centro en el que le encerraban, escapando de la autoridad que quiso destruirle, para continuar la lucha por la libertad. Aún quedan muros por derribar.

Lo hemos sentido todo; miedo, entusiasmo, rabia, motivación, ansiedad, felicidad… A veces parece que nuestros enemigos van siempre un paso por delante y no podemos siquiera pensar en actuar sin que ellos lo sepan. Pero lo pensamos y lo hicimos, y al fin estamos juntes. La libertad es imparable, y esto lo saben bien los miles de animales humanos y no humanos que logran dejar atrás sus condiciones de encierro y/o explotación. Tú también puedes dejar atrás los muros que nos cercan y ayudar a otres a hacerlo.
Nuestro amor no cabe en sus jaulas, fuego a todas las cárceles y viva la anarquía!

A continuación, transcribimos unas palabras del compañero para los miserables adultos:

“Por cada vez que me dijisteis que no podía contar con mis amigues, que eran malas personas y que me llevan por el mal camino yo me acerqué más a elles y me han demostrado que podía contar con elles. Por cada vez que no aceptásteis mi manera de ser y de vivir yo me alejé más de la vuestra. Por cada vez que me encerrásteis me acabé fugando; del instituto, de vuestra casa, del centro.
Y os podéis ir olvidando de mí, porque no volveréis a encerrarme.”

Gabriel Pombo Da Silva En Huelga De Hambre

Gabriel Pombo Da Silva En Huelga De Hambre

Pantera

Gabriel Pombo Da Silva, preso anarquista sometido al régimen especial de control y castigo FIES 5, y recientemente trasladado por enésima vez, en esta ocasión desde la cárcel de Topas en Salamanca a la de Dueñas en Palencia, ha iniciado una huelga de hambre reivindicando que le asignen una celda en solitario, pues le han puesto en una compartida con otro preso con el cual no quiere convivir. Juankar Santana Martín, que se encuentra en la misma cárcel, ha expresado su intención de secundar a su compañero, poniéndose también en huelga de hambre el domingo, si no se resuelve antes la situación.

Extraído de: Machorka

Gabriel Pombo Da Silva En Huelga De Hambre

Fármacos psiquiátricos y niñxs pobres

Extraido de: http://primeravocal.org/

os presentamos un artículo que tiene ya cuatro años, pero que describe con claridad un uso perverso de la medicación psiquiátrica con menores en los EEUU. Con menores pobres, que matizar. Decir tan solo que este tipo de uso punitivo es absolutamente común en los centros de menores cerrados del estado español, donde la medicación —especialmente la antipsicótica— es administrada a los internos bajo unos parámetros que no tienen nada que ver con una actuación terapéutica, sino con el control y el castigo de unos sujetos privados de libertad. De hecho, y al igual que en el texto que puedes leer a continuación, con frecuencia no existe ni siquiera un diagnóstico, algo que se parece demasiado a la oscura situación de los presos adultos medicados en las cárceles españolas. Pastillas e inyecciones como estrategia encaminada a domar los cuerpos, pero también como venganza llevada a cabo por la sociedad contra su propia periferia.

menores y pobres_antipsicoticos

Lxs niñxs cubiertos por Medicaid [programa de seguros de salud del gobierno de los EEUU para gente necesitada – nota de Primera Vocal] son mucho más propensos a que les prescriban fármacos antipsicóticos que lxs niñxs cubiertos por un seguro privado, y lxs niñxs cubiertos por Medicaid tienen una probabilidad mayor de que les prescriban estos medicamentos, aun sin presentar síntomas psicóticos. Esto es lo que publicó el 19 mayo del 2010 el Journal of American Medical Association (JAMA) en el artículo: Studies Shed Light on Risks and Trends in Pediatric Antipsychotic Prescribing (Unos estudios arrojan luz sobre los riesgos y las tendencias a prescribir antipsicóticos pediátricos).

Investigadores de la Universidad de Rutgers y de la Universidad de Columbia encontraron que lxs niñxs y adolescentes cubiertos por Medicaid tenían cuatro veces más probabilidades de recibir un antipsicótico que los que disponían de un seguro privado en el año 2004. Entre las personas de 6 a 17 años que estaban cubiertos por Medicaid, a un 4,2 por ciento se les prescribió al menos un medicamento antipsicótico. Por el contrario, entre los que en ese mismo grupo de edad tenían seguro privado, se les prescribió menos de un uno por ciento de antipsicóticos. Casi la mitad de estos pacientes pediátricos cubiertos por Medicaid que reciben fármacos antipsicóticos tenía el diagnóstico del trastorno de hiperactividad por déficit de atención (TDAH) o algún otro trastorno de comportamiento perturbador. Por el contrario, de los pacientes con seguro privado pediátrico que recibieron antipsicóticos, aproximadamente sólo una cuarta parte fueron diagnosticados con TDAH o algún otro trastorno de comportamiento perturbador.

El último número de JAMA también publica informes preocupantes sobre otro estudio publicado a principios de este año en la revista Pediatrics. Este estudio, realizado por Robert Penfold del Departamento de Población de Medicina en la Harvard Medical School y el Harvard Pilgrim Health Care Institute, examinó el uso del antipsicótico Geodon (ziprasidona) en pacientes pediátricos cubiertos por Medicaid en Michigan en el 2001. De lxs pacientes pediátricos que habían sido diagnosticados con un trastorno psiquiátrico y que habían recibido Geodon, sólo el 53,3 por ciento tenían en realidad un diagnóstico de psicosis. Lxs otrxs niñxs que recibieron Geodon tenían uno o más de los siguientes diagnósticos: el 24,1 por ciento fueron diagnosticados con trastorno de la personalidad explosiva, el 17,6 por ciento fueron diagnosticados con trastorno depresivo, y el 13,1 por ciento de estxs niñxs a quienes se prescribió Geodon tenía un trastorno de oposición desafiante (ODD). ¿Qué se necesita exactamente para obtener un diagnóstico de ODD? Cuatro de los ocho siguientes síntomas deben persistir durante al menos seis meses:

• A menudo pierde los estribos.
• A menudo discute con adultos.
• A menudo desafía activamente o se niega a atender las peticiones de adultos o de las normas.
• A menudo hace las cosas deliberadamente para molestar a otras personas.
• A menudo culpa a otros de sus errores.
• A menudo es susceptible o fácilmente molestadx por otrxs.
• Con frecuencia está enojadx y resentidx.
• Con frecuencia es rencorosx o vengativx.

En otras palabras, a un gran número de niñxs cubiertos por Medicaid les son prescritos los principales y peligrosos físicamente fármacos antipsicóticos y tranquilizantes por ser rebeldes. Pero la cosa es aún peor: el artículo de Pediatrics informa que casi un tercio de lxs pacientes pediátricos cubiertos por Medicaid que recibieron Geodon no tenían ningún diagnóstico psiquiátrico.

Los antipsicóticos tienen efectos físicos muy peligrosos. El artículo de JAMA se refiere a un anterior estudio de la misma revista en 2009 hecho por el médico Christoph Correll que examinó los efectos adversos de los fármacos antipsicóticos en pacientes con edades comprendidas entre 4 y 19 años que fueron atendidos en las clínicas en Queens, Nueva York, entre diciembre de 2001 y septiembre de 2007. Después de tres meses, estos antipsicóticos causaron un aumento de peso severo y rápido a los pacientes al ganar entre 4,4 kg y 8,5 kg después de una media de 10,8 semanas, mientras que un grupo de control sólo ganaron 0,2 kg de promedio. El uso de los antipsicóticos Zyprexa (olanzapina) y Seroquel (quetiapina) se asociaron con elevaciones significativas del colesterol total, los triglicéridos, del colesterol con lipoproteína de baja densidad, y de la proporción de triglicéridos con colesterol con lipoproteína de baja densidad.  El artículo del 19 de mayo 2009 en JAMA señala que el estudio Correll “se suma a un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que lxs niñxs y lxs adolescentes son más vulnerables a los efectos adversos de los antipsicóticos, incluida la ganancia de peso no natural y trastornos lipídicos, sino también a la sedación, efectos adversos de tipoextrapiramidal, la elevación de prolactina, y el retraimiento.”

En resumen, si usted es un niñx pobre en los EE.UU. tiene cuatro veces más probabilidades de ser recetado con fármacos antipsicóticos que si no lo es. Además, por ser pobre duplica la probabilidad de que usted recibirá medicamentos antipsicóticos si sólo tiene uno de los llamados “trastornos perturbadores” y no psicóticos. Y si usted es pobre también significa que tiene una alta probabilidad de recibir medicamentos antipsicóticos, incluso si no tiene ninguna enfermedad psiquiátrica en absoluto. Por lo tanto, ser pobre significa tener muchas más posibilidades de ser innecesariamente recetado por el tipo de drogas psiquiátricas que pueden provocar sobrepeso y, posiblemente, una amplia gama de graves problemas físicos.

Cada vez más, lxs niñxs estadounidenses que crean conflicto para las autoridades se hacen más propensos a ser psiquiátricamente drogados, pero parece que la tensión producida por el mal comportamiento de lxs niñxs pobres estadounidenses crea incluso una mayor probabilidad de que se les recetarán las contundentes píldoras tranquilizantes, los antipsicóticos.

Bruce E. Levine es un psicólogo clínico, autor de Surviving America’s Depression Epidemic: How to Find Morale, Energy, and Community in a World Gone Crazy.

Fuente: https://dempeusperlasalut.wordpress.com/2010/06/16/farmacos-psiquiatricos-y-niaos-pobres/

De pecados capitales a trastornos mentales – Joseba Achotegui *

¿Serían hoy los círculos del purgatorio y del infierno, de la Divina Comedia de Dante,  pasillos de dispensarios  psiquiátricos?

divina comedia_primera vocal

El debate sobre la creciente psiquiatrización de la vida cotidiana se ha acrecentado últimamente con la  aparición de la quinta edición del DSM,  el Manual de Diagnóstico Psiquiátrico Americano, que con sus casi 400 diagnósticos descritos ha pulverizado el récord de la anterior edición del Manual que había consignado la nada desdeñable cifra de 307  trastornos.

Se ha de tener en cuenta que la primera edición del DSM  en los años 50 comenzó con 106 diagnósticos, por lo que como puede verse el número de patologías está alcanzando un ritmo de crecimiento casi de tipo exponencial.  Como se ha señalado con acierto,  si seguimos así, al final acabará habiendo un diagnóstico psiquiátrico para cada persona (así ya no habrá más discusiones).

Es importante señalar que esta polémica tiene mucha relevancia social, no se trata de un bizantino debate académico, ya que el DSM es de obligada utilización en el diagnóstico en  numerosos servicios de atención en salud mental.

Esta psiquiatrización de las conductas de la vida se expresa también en que los vicios y los pecados capitales que habían conformado durante siglos, con todos sus sesgos por supuesto,  la visión del ser humano,  hayan sido sustituidos actualmente por los trastornos mentales.

 

Así, en el mundo de hoy ya no se habla de vicios: ya nadie se da a la bebida sino que  padece un trastorno por consumo de alcohol. Pero darse al juego es el trastorno por ludopatía. Y el hasta ahora más inocente de todos los vicios, el fumar,  se ha convertido también en trastorno mental:  en el DSM-V es el flamante nuevo  Trastorno por consumo de tabaco (por  si alguien cree que exagero,  le daré hasta el código DSM: 305.1).

Por supuesto, tampoco se habla ya de defectos: la timidez se ha convertido en el “trastorno por fobia social” o en “trastorno por personalidad evasiva”.  Pero si uno es demasiado sociable y comunicativo tampoco se debe considerar que está sano mentalmente ya que  padecería un “trastorno de la personalidad desinhibida” (313.89). La inclusión de la fobia social como trastorno, dio lugar a una gran batalla, podríamos decir biopolítica en el  lenguaje foucaultiano,  ya que se considera que fue el punto de no retorno del DSM y se acompañó en Estados Unidos de multimillonarias campañas de propaganda,  suponiendo la incorporación de decenas de millones de personas al mercado de la psiquiatría.

La misma suerte  han corrido los pecados capitales convertidos hoy en trastornos mentales.

La gula es hoy el trastorno por hiperfagia, la bulimia, el trastorno de atracones o la ingestión nocturna de alimentos (se ve que comer de noche  posee una malignidad especial). Pero no comer también es trastorno y ahí está  la anorexia, o el trastorno de restricción alimentaria (se come poco). Y se está planteando que  preocuparse mucho por la comida también sea un trastorno denominado ortorexia. Así, es raro que no tengas algo.

La pereza es la psicastenia o la depresión, a la que se propone añadir la procastinación (dejar las cosas para mañana).

El orgullo es la personalidad narcisista, la paranoia , la megalomanía…

La lujuria se entiende hoy como un trastorno de adicción al sexo, pero al menos antes al que le  interesaba  poco el sexo lo dejaban en  paz, ahora no, también está en el punto de mira: padece “ el trastorno por  deseo sexual hipoactivo”  en el varón o  en la mujer.

Esta extensión hasta el absurdo de la lista de trastornos mentales lleva además a que se desvalorice la importancia y los problemas que suponen graves trastornos como la anorexia mental, una de las principales causas de muerte entre los jóvenes, al mezclarse y ponerse en la misma categoría todo tipo de formas de conducta

¿Estaría hoy también Dante en el paro al no poder escribir la Divina Comedia por haberse convertido  los vicios y  pecados capitales en trastornos mentales?

Fuente: http://blogs.publico.es/joseba-achotegui/2014/05/18/ayer-vicios-y-pecados-capitales-hoy-trastornos-mentales/

File:Inveja covarrubias.jpg

*psiquiatra, profesor titular de la Universidad de Barcelona y trabaja en el campo de la salud mental y la migración desde los inicios de los años 80.

Describió el Síndrome del Inmigrante con estrés crónico y múltiple-Síndrome de Ulises el año 2002. Fundador y Director del SAPPIR (Servicio de Atención Psicopatológica y Psicosocial a Inmigrantes y Refugiados) del Hospital Sant Pere Claver de Barcelona.
Es director del Curso de Postgrado “Salud mental e intervenciones psicológicas con inmigrantes, minorías y excluidos sociales” de la Universidad de Barcelona. Fue Premio Solidaridad del Parlamento de Catalunya 1997. Presidente de la Sección Colegial de Psiquiatras del Colegio de Médicos de Barcelona (1997-2001).

Ha asesorado en temas de migración y reagrupación familiar al Parlamento Europeo (1998-2004). Coordinador del grupo internacional de trabajo sobre “El Síndrome de Ulises” auspiciado por el Parlamento Europeo. Profesor del Diplôme Universitaire “Santé, maladie, soins et culture” de la Université René Descartes Paris V, Profesor invitado en la Universidad de Berkeley (California). Miembro del Consejo asesor de la World Association of Cultural Psychiatry (WACP)

“Locura y rebeldía son osas de la misma cueva”

Juntas merodean, a oscuras no llegan a verse, por miedo una de la otra se sortean, las dos casi siempre acaban por perderse. Un entorno que enfrenta a iguales condenando la diferencia necesita del temor para preservar el aislamiento. Extremar el miedo a lo desconocido que ambas osas llevan dentro, es vital para preservar el tedio. La oscuridad no necesariamente conlleva ausencia de luz, se mide en función de todas las luces que nos anclan en la banalidad de una vida disecada. Es entonces que una osa se desencanta y otra osa practica el desencuentro. Se necesitan como el pez necesita el agua, como el agua necesita que los peces le atraviesen con ligeros cosquilleos. Sin embargo, casi nunca se atreven a darse la vuelta y mirarse a los ojos. La normalidad les amordaza, por mucho que, de lo que quede de “cordura” en la primera, se esfuerce por encajar, y por mucho que la segunda se esfuerce por lo contrario, por no encajar… una es menos normal de lo que los guardianes de la fosa se empeñan en repetirle día tras día con promesas que no se creen ni ellxs, y otra es más normal de lo que su necesidad de desencuentro muestra. Sigue leyendo

Posibles actuaciones de apoyo frente al sufrimiento psíquico, por Yolanda Nievas y Josep Alfons Arnau

Cada día, en la batalla,  pensamos en ti.

Vamos a seguir en la exposición previa que haremos; antes de que ustedes planteen «casos», es decir, situaciones con la aparición de algún problema de relación humana; un esquema bastante clásico: plantearemos con qué modelo teórico trabajamos, modelo que recibe el nombre de terapia breve estratégica (aunque también tiene otros nombres como el de terapia centrada en el problema), después intentaremos responder, con ejemplos de nuestra actividad de asesoramientos, a una pregunta que en nuestro oficio nunca hay que dejarse de hacer: ¿quién necesita a lxs terapeutas o/y asesorxs? E intentaremos aportar elementos de con qué criterios buscarlxs, para acabar la introducción con una concisa exposición de algunas de las técnicas de las que hacemos uso. Sigue leyendo

La psiquiatría es el brazo armado de un estilo de vida

La siguiente noticia es una reseña realizada por el colectivo Psiquiatrizadxs en Lucha en respuesta a un artículo aparecido el día 11/02/2011en el periódico El Mundo:”La crisis aumenta el consumo de antidepresivos”. Esta reseña es sumamente explicativa, pero entendemos que su comprensión es mayor si la situamos en su contexto, por lo que se adjuntan algunas partes del citado artículo de El Mundo y un enlace al mismo en su versión digital. Sigue leyendo