(Chile): Adjudicación de ataque incendiario contra el SAG y la DGAC


La noche del 30 de junio en el marco del mes de la agitación anarquica por la liberación de la tierra, hemos decidido organizar nuestra rabia para llevar a cabo un ataque incendiario al Servicio Agricola Ganadero y a la Dirección General de aeronautica Civil.

Las motivaciones para llevar acabo esta acción directa son variadas, en primer lugar, buscamos combatir el especista actuar del SAG, el cuál propone una supuesta salvación y presenvación de la naturaleza a travez de la destructiva intervención del humanx plaga, pensando que esta especie bastarda tiene la autoridad para decidir como vive un animal, dónde vive y por cuánto vive… nunca hemos sido ni seremos salvadores de la tierra, sino muy por el contrario, hoy en día somos sus mayores destructores. Para evitar este fatal destino existen dos caminos, o nos eliminamos como especie,o hacemos el esfuerzo por volver a nuestros origenes, esos mismos que hemos olvidado gracias al falso progreso del capitalismo y el antropocentrismo.

El otro motivo en nuestro accionar es la reciente muerte de los weichafes Patricio Gonzáles y Luis Marileo, quienes murieron luchando en nombre de la tierra, esa misma que nos da la vida y nosotrxs apuñalamos por la espalda. Con esta acción queremos decir que el espiritu guerrero de estos dos combatientes está más presente que nunca, tanto en las llamas empapadas de rabia, amor y rebeldía que calcinan el sucio cemento y en la naturaleza viva e indómita que resiste firmemente ante las garras del sucio capitalismo, el cual no ve a la naturaleza como otra cosa más que un recurso.

La tercera motivación es que nos encontramos en vísperas del inicio de un nuevo proceso de elecciones, para nuevamente entregar en bandeja nuestra autonomía y dejarla sucumbida a las desiciones de unx ser humanx imbestidx con el mito de la autoridad, no creemos en la democracia ya que no existe otro ser capáz de representar a otrx, no creemos en las elecciones, ni en los partidos ni en la sucia política que tanto exita a lxs ciudadanxs, ya que esta no busca un mejor futuro para el mundo, sino netamente replicar actitudes que no hacen otra cosa que fortalecer al peor cataclismo que ha vivido la humanidad, el capital. Frente a esto llamamos a NO VOTAR, sino que a organizarse y a fortalecer los lazos de solidaridad y de afinidad, ya que relacionandonos de forma horizontal y por el simple deseo de querer hacerlo, es como una comunidad surge…

EXIGIMOS LA COMPLETA PARALIZACIÓN DE LOS DIFERENTES PROYECTOS QUE COMPONEN AL IIRSA YA QUE ESTOS NO HACEN MÁS QUE SEGUIR ASESINANDO A LA YA MAL HERIDA NATURALEZA, ADEMÁS DE SEGUIR EXPANDIENDO EL ASQUEROSO IMPERIALISMO

EXIGIMOS LA LIBERTAD INMEDIATA A LXS PRESXS POLÍTICXS MAPUCHES QUE CON FUERZA Y CORAJE LEVANTARON UNA HUELGA DE HAMBRE, ADEMÁS DE LA LIBERTAD DE TODXS LXS PRESXS EN COMBATE, YA QUE PLANTARSE DE FORMA SUBVERSIVA FRENTE A ESTE SISTEMA NO ES TERRORISMO, SINO SOBREVIVENCIA

Hacemos el llamado también a todx ser que lea este texto a enfrentar de forma directa los abusos e injusticias propias de el sistema neoliberal y del poder, esperando que esta pequeña acción sea como una chispa que encienda las mentes y los corazones de todxs lxs animales que creen en la libertad y en un mundo nuevo.

¡LUIS MARILEO Y PATRICIO GONZALES, SIMPRE PRESENTES EN TODA ACCIÓN COMBATIVA!

¡POR LA LIBERACIÓN TOTAL DE LA TIERRA, NOS LEVANTAMOS EN PIE DE GUERRA!

¡EN ESTE CONTEXTO LA ÚNICA SALIDA ES LUCHAR, NO TE SIRVE DE NADA IR A VOTAR!

!ABAJO TODAS LAS JAULAS DE ESTA SOCIEDAD!

(Uruguay) Proclama leída al final de la Marcha contra la Explotación Animal y el Agronegocio

Llegamos a la última parada de este recorrido, finalmente también, volvemos al mismo punto al que hemos estado viniendo desde hace tres años una y otra vez para señalar la complicidad del Estado con el capital local e internacional en la realización del proyecto extractivo de explotación y contaminación.

A esta altura parece trivial denunciar este lugar y a sus jerarcas, pero cada vez que nos descuidamos este ministerio logra dar un paso más en la profundización del saqueo.

No es solo que presida el Gabinete Nacional de Bioseguridad, no es solo que su propio Ministro, Tabaré Aguerre, sea un encumbrado dirigente del lobby del agro negocio arrocero, tampoco que hayan firmado un nuevo protocolo sanitario para las exportaciones de granos a china que tendrá como consecuencia mayores y más duras aplicaciones de agro tóxicos sobre la tierra para asegurarse de cumplir con los requisitos sanitarios y fitosanitarios.

No es que brinden desde distintas comisiones internas cursos de capacitación para fumigadores, operadores de silos y cosechadores, tampoco es solo que hayan abierto un llamado público para financiar experimentos destinados a la certificación de inocuidad alimentaria; en otras palabras, que estén entregando dinero a gente dispuesta a intentar generar informaciones que hablen de lo sanos que son los transgénicos y los híbridos animales.

No, no es eso, ni que estén financiando con un préstamo del BID proyectos en el rubro agroforestal. No, ni eso ni sus comisiones de bienestar animal, que haciendo gala de la inagotable capacidad política para el doble discurso, por un lado difunden un paquete de políticas menores destinadas al cuidado de los “animales domésticos”, mientras por otro se dedican a velar por los intereses higienistas de la industria animal, velando por las características que tienen que mantener los animales prisioneros en los campos de exterminio y cuyo destino final es un contenedor con destino a Asia o Europa, o la carnicería de cualquier supermercado montevideano.

Lo que nos motiva a volver a este lugar es, además de la suma de todas estas cosas, la necesidad de establecer, de una vez por todas, una relación cruel pero fundamental en el rubro del extractivismo, y esa relación es la que existe entre el negocio de la ganadería y el de la producción de granos.

Es necesario comprender que estos dos rubros, los principales rubros exportadores, no solo tienen eso en común si no que también están emparentados desde la raíz a tal punto que las principales empresas productoras y comercializadoras de carnes están emparentadas y articuladas en holdings empresariales con las principales productoras de granos y medicamentos.

Entonces, inevitablemente se cierra la cadena de valor que comienza con la alimentación con transgénicos del ”ganado” y termina con la “carne” dispuesta en las multinacionales de la comida rápida.

En el medio, empresas de químicos hacen su parte vendiendo tanto agro tóxicos como hormonas y remedios para la cura de enfermedades producto del cautiverio de los animales explotados.
En consecuencia, mas el 85% de la soja exportada desde Uruguay tiene como destino alimentar al ganado criado en condiciones de hacinamiento en feedlots de china, donde también reciben una importante parte de las exportaciones de “carne” y de ”ganado” en pie.

Este Ministerio es el principal gestor y administrador de este modelo, es el que tiene la responsabilidad directa tanto de las áreas ganaderas como forestales y sojeras, así como también pertenece a él la DINARA, responsable de la pesca de arrastre.

En definitiva, es desde este lugar desde donde se está planificando a diario y fomentando la profundización de este estilo de vida basado en la explotación de la naturaleza y la cosificación de la vida.

Señalamos entonces al Ministro Tabaré Aguerre, al Director de la Unidad de Asuntos Internacionales Rodolfo Camarosano, al Director General de Servicios agrícolas, Ing. Agr. Federico Montes y al Dr. Norman Benett, gerente de la dirección general de control de inocuidad alimentaria, todos cómplices al servicio del agro negocio y la explotación animal.

Llamamos entonces a todas las compañeras y compañeros a levantar sus puños y afilar sus ideas, llamamos a todas a auto organizarse para luchar contra este modelo, no callar ante ninguna forma de opresión, y resistir a sus imposiciones para cuestionar sus fundamentos y para seguir profundizando la lucha.

Contra todos ellos y por un mundo libre y sin distinciones, por un mundo de coexistencia pacífica con la naturaleza.

¡Acción directa y resistencia en la calle!