Marcelo Villarroel – Mientras algunos se reúnen a hablar de Anarkía, otros korren por salvar sus vidas.

kompartimos tres textos del kompañero Marcelo Villarroel Acusado por el caso Security en la region de Chile

Breve relato ficcionado desde Carcel de Maxima Seguridad.

-dedicado a Jorge Antonio Salazar Oporto y Alexis Alfredo Cortés Torres-

Cierro los ojos y veo, komo si fuera ayer, todo aquello ke kon los ojos abiertos no puedo. La iluminada oskuridad salvaje de la montaña, sus rekovecos, el cielo y una konstelación de estrellas guiando mis pasos, el ascenso por kebradas, boskes y ríos, recibiendo el tranko urbano y klandestino de mi libre kaminar.

Veo parajes rekonditos ke no albergan turistas sino ke el ir y venir milenario de Originarios, de Perseguidos, de Fugitivos. También de ejércitos “modernos” y sus patriótikas Kampañas.

Lagos, kumbres, Senderos, Araukarias, riachuelos… ciervos, jabalíes y pumas dominando territorios hoy acechados militarmente por fuerzas konjuntas de los estados Chileno-Argentino.

Kamino dejando atrás una jauría rabiosa de policías ke piden nuestra rebelde sangre proletaria, subversiva e insurrekta. Mi espalda en medio de la noche, despide el pacifico; mi frente, algo desesperada busca la planicie que en algún momento me recibirá para abrazar de lleno la Patagonia… poko a poko me trankilizo, el newen de la Mapu lo señala: vamos hermano, aun falta para llegar al primer destino, estás vivo, todo depende de ti, fuerza en el corazón, en el cuerpo, en la mente.

No hay kansancio, las horas pasan y no hay deskanso, tampoko temor, no siento hambre, eso si mucha nostalgia por todas y todos los que amo y que probablemente no podre ver en muchísimo tiempo más; mientras avanzo serpenteando trozos de montaña, el refreska memoria me atrae las imágenes nítidas y vividas de kada uno de los míos… en la inmensa soledad aparente de una axidentada geografía, kamino akompañado de mil historias, de un pasado ke es presente, de un futuro que no existe, de una guerra deklarada a todo lo ke nos oprime.

La noche se hace día, me detengo en una loma, mimetizado en una hermosa vegetación y observo. Estoy del otro lado de la kordillera, la frontera impuesta a sangre y fuego por los poderosos ha sido reducida a un mero trozo de metal y cemento llamado hito, ke señala el principio y fin de cada maldito país.

Respiro trankilo y sonrió, kienes desde algún lugar me guían, hacen lo mismo, imagino sus rostros y veo la alegría de Norma y las Janekeo, de Severino y Tamayo, de Eduardo y Claudia, de Gaetano y Leftraru, de Efraín y León… de todas y todos los que me parieron en este mestizaje indómito, opción de vida subversiva en la ke no hay vuelta atrás. Todavía mucho por rekorrer, el trayecto aún es largo, no hay lugar para relajo y kontinúo… una familia de ciervos atraviesa el suave kaudal de un rio que baja hacia el atlántiko, regalándome la postal más hermosa de tan furtivo viaje, a la distancia miran con inocente desprecio dando kuenta de su evidente molestia por haberle invadido su espacio vital… siento que los ojos me brillan kon esa sensación de deskubrimiento, propia de los laktantes que comienzan a conocer lo que la mayoría llama vida… y kontinúo. Llevo en mi ekipaje, algo de alimento ultra komprimido para la okasión, ropa nueva de rekambio, porfiadamente libros, musika y dokumentales kasi como para armar una miniferia libertaria ke más de alguien objetó por ser un peso innecesario, al momento de iniciar el viaje, y, por cierto, llevo mi pistolita, fiel kompañera, bulliciosa y letal a la hora de aktuar, pero de muy bajo perfil para evitar momentáneamente lo ke en la vida de un antikapitalista klandestino termina siempre por ser lo inevitable: el enkuentro circunstancial o planifikado kon los aparatos represivos del estado.

Otro río aparece en la ruta elegida, resulta imposible bordearlo, no hay alternativa, hay ke enfrentarlo. Esta vez, alimentado por el deshielo de alguna kumbre, el kaudal se vuelve korrentoso y ancho, y yo kon mi soberbia ansiedad citadina llego y me lanzo… fue como tirar una piedra al agua buskando jugar a “hacer patitos”, pero esta vez sólo logré hundirme subrepticiamente.

No alkancé a nadar, de inmediato fui envuelto por la corriente y komenzé a chokar con piedras y rokas, en kuestión de segundos-que se hacían eternos- de la desesperación pasé a la resignación, no tenía fuerzas para resistir, desde el lecho del río una energía arremolinada me jalaba hacia el fondo, no podía más. Extrañamente una paz total, invadió mi konciencia, ya nada dependía de mi y de algún modo u otro sentía que me iba, todo era en cámara lenta, un trágikómiko final para una vida intensa komo la que elegí.

De repente, sin hacer el más mínimo esfuerzo y mirando hacia arriba buskando la última salida de salvación fui literalmente vomitado por el arisko río hasta la otra orilla, kasi 300 metros más abajo y completamente exhausto… tardé largos minutos en rekuperarme, no lo podía kreer.

kizás no seria del gusto del rio, no tendría apetito, ya estaría satisfecho. kizás sabiamente me preparaba para lo ke vendría, siempre entre la vida y la muerte, entre el todo y la nada, sin ambigüedades… klaramente esta vez no me tokaba partir.

Del ekipaje ni hablar, solo sé que los reskaté medio cerro más abajo, enganchado en las ramas de un sauce, todo mojado, pero aun apto para el uso.

Finalmente al llegar la noche, aparecieron los primeros vestigios de civilización: señalétika, kaminos, ganados, ovino, vakunos y ekinos; uno ke otro auto; a lo lejos un pekeño caserío y más cerka de lo esperado la infaltable aparición del enemigo.

Mi únika certeza: la de saber que aun sigo vivo.

* Dedicado a Jorge Antonio Salazar Oporto, rebelde klandestino inkansable de origen chileno sindikado komo responsable direkto de la muerte de José Aigo miembro de la policía provincial del Neukén, hecho akaecido la madrugada del 7 de marzo pasado en las cerkanías de Junín de los Andes, lokalidad fronteriza de la Patagonia Argentina en donde me tokó vivir fríos meses de prisión hace ya 4 años.

Para Alexis Alfredo Cortés Torres y kien lo akompaña en esta krucial fuga por la vida, todo el respeto, la fuerza y el amor fraterno, a pesar de las diferencias; de una diminuta Franja Internacionalista de Subversivas Autónomas Libertarias de Anarko Individualistas Insurrecionales y Proletarios Komunistas Antiestatales. Estamos kontigo, kon ustedes, atentos día a día.

¡¡ Mientras exista miseria habrá Rebelión!!

Marcelo Villarroel S.

Prisionero Libertario.

5to. día de kastigo en la Sexión de Máxima Seguridad.

Stgo. Chile.

Lunes 7 de mayo, 2012.

Caso SecuritY: Breve Krónica de una represión permanente…de una resistencia kontinua + comunicado

Marcelo, Freddy y Juan

Sábado 1ro de octubre de 2011

Caso SecuritY: Breve Krónica de una represión permanente…de una resistencia kontinua

marcelo villarroel

El próximo martes 18 de octubre, se kumplen 4 años desde ke se produjera en el centro de Santiago de chile, un asalto bancario y un posterior enfrentamiento en el ke murió un policía uniformado y otro resultó herido. Este hecho ampliamente difundido por los aparatos de propaganda del kapital, los medios de desinformación de masas, konsitó la atención unánime de lo ke constituye la integralidad del estado de derecho. Jueces, políticos, tecnócratas, policías, karceleros, periodistas, peritos, testigos… toda la espectacularidad policial koludida y legitimada socialmente bajo el monopolio de la violencia para exterminar a 4 compañeros anticapitalistas que han hecho de sus vidas una práctica continua de Resistencia kontra el estado, la kárcel y el kapital.

- Freddy Fuentevilla: militante del MIR, activo anticapitalista

- Carlos Gutierrez Quiduleo: ex militante lautarino, presente en la kausa mapuche

- Juan Aliste: ex lautarino, activo anticapitalista, rebelde social

- Marcelo Villarroel: ex lautarino, subversivo autónomo y libertario

1. Se nos responsabiliza, se nos adjudika, se nos kriminaliza kon una kondena ke resulta ante todo, una condena polítika, de venganza policial…desde ese momento quienes, bajo el testimonio konstruido de un tal “ Danny de vito”, aparecemos como responsables directos, decidimos evadir responsabilidad jurídica por no kreer en todo un entramado de moler karne humana llamada “justicia”…

Lo hechos; Lo factiko: 1 asalto, 1 policía muerto y otro herido 1 detenido-condenado 3 imputados 1 prófugo, etc

2. En lo jurídiko, esto representa un proceso infinito que aún se mantiene, ya van 4 años de , de un proceso plagado de irregularidades imposibles de obviar, de dilataciones injustificables, de intromisión de un fiscal militar blanqueado, responsable de la impunidad de kienes mataron a Eduardo y Rafael Vergara Toledo. Una investigación no planteada ni construida para vernos vivos, sino que rápidamente pensando para konstruir una verdad jurídika falseando la realidad porque los prófugos estarían muertos…

3. A pesar de que el kampo de batalla hoy es el jurídiko. Estamos ciertos que nuestras chances son mínimas

4. Peritajes, declaraciones, imágenes, informe, en fin todo dispuesto para articular una verdad: la del estado, los jueces y la policía. La verdad de la de democracia, de sus sostenedores, la verdad policial ke pretenden ser verdad juridika…

5. Nosotros entendemos claramente ke esta circunstancia ni kerida ni buskada, en el ámbito jurídiko-penitenciario es el resultado irrenunciable de kontinuidad antikapitalista y por ello el kastigo ejemplificador ke sea el escarmiento necesario komo para neutralizar kualkier posibilidad cierta de futuras práctikas ilegales…lo hemos dicho juntos y por separado…NO SOMOS VÍCTIMAS NI CULPABLES, TAMPOCO INOCENTES…No funcionamos bajo esos parámetros morales ke solo enkasillan, niegan e impiden el flujo de la libertad…

6. En lo polítiko, claro está ke el monopolio comunikacional del poder ha konstruido un perfil “subversivo-delictual” de kienes formamos parte de este proceso, negando así kualkier vinculación orgánica kon núcleos de lucha, negación ke por lo demás sólo hace reafirmar, legitimando desde la negación la existencia de sensibilidades y microculturas de resistencia ke no han cesado en la multiplikación kotidiana de subjetividad subversiva…desde un komienzo de este proceso la clase dominante cerró filas kondenandonos independiente de la resolución judicial. Toda la normalidad kapitalista nos ha sentenciado.

Luchamos kontra su makinaria giganteska preparada para sentar un precedente de dureza porke lo ke pretenden kastigar son historias de lucha y resistencia anticapitalista, años de entrega autónoma y subversiva, presencia visible, tangible de una memoria proletaria de atake, de una kontrakultura, ke se multiplika silenciosa porque hay un kompromiso eterno de rebeldía ke traspasa el tiempo, las generaciones, los contextos, las distancias de todo tipo…

El llamado: a solidarizar kon fuerza, kon todas las formas posibles e imaginables, sin ningún tipo de limitación desde cerka, desde lejos, no importando el lugar del mundo, pero la solidaridad kombatiente de lxs ke luchan, no tiene límites ni fronteras, ni ambigüedades, ni tiempos muertos…

MIENTRAS EXISTA MISERIA HABRÁ

REBELIÓN!!

21 SEPT 2011

MARCELO VILLARROEL

PRISIONERO LIBERTARIO

Comunicado Freddy, Marcelo y Juan

Hoy día, a casi 4 años de que comenzara en contra nuestra una cacería sin límites ni fronteras. Cuando el estado a través de su Pdta. (M.B), de sus ministros de sus verdugos institucionales ( José Bernales. Rodrigo Reveco, A. Montes), de su brazo comunicacional, su prensa, construía la imagen de una banda criminal, haciéndonos calzar en ella, para así poder acusarnos, enjuiciarnos y condenarnos previamente, allanando el camino para asegurar y legitimar frente a la comunidad el aniquilamiento físico de cada uno de nosotros, de 4 personas que se ajustaban cumpliendo con el perfil para ser demonizados, todos enemigos declarados del Estado.

Mucho se habló y dijo de nosotros, y nuestra historia, frente a eso la única verdad dicha fueron nuestros nombres y nuestra condena a muerte; y en este punto vale la pena no detenerse pero si aclarar de forma simple lo siguiente: nos hacemos cargo de nuestra opción de lucha consiente y con ello de nuestra historia, amantes de la vida, inclaudicables seguidores de sueños de hombres despiertos y luchadores irrenunciables por la felicidad, por lo tanto si nos buscan para ejecutarnos, quietos no nos vamos a quedar.

A 4 años de ser condenados política, judicial, mediáticamente, donde el estado no escatimo en esfuerzo y recursos humanos, financieros y técnicos con el fin de lograr un único objetivo: aniquilarnos, donde además se evidencio que el ADN del antaño plan cóndor aún sigue vigente, con el nombre de cooperación internacional policial en materias de narcotráfico y de terrorismo, y así el derecho penal internacional no existió, se nos negó solicitar refugio humanitario, se nos sometió a la expulsión y al mismo tiempo a la extradición, solicitado por la Justicia Militar del estado chileno, finalmente fuimos moneda de cambio para ambos estados (chile-Argentina), entregados en frontera, para ser formalizados por la justicia Civil y militar, una contradicción no menor contemplando que el sometimiento de civiles a la justicia Militar por parte del estado Chileno, fue motivo de más de una queja por parte de la CIDH.

Desde que fuimos devueltos a este territorio llamado chile, hemos sido sometidos al régimen de la máxima y alta seguridad, hemos sidos testigos al mismo tiempo de cómo el poder judicial se jacta de un garantismo inexistente, donde la paradoja dice que “ somos culpables sin derecho a demostrar lo contrario” y donde además se evidencia que las famosas pruebas irrefutables no son tales, después de casi 4 años la investigación sigue abierta y se funda en la declaración de una persona, esta declaración vigilada y monitoreada por la policía uniformada por medio de la dipolcar, os9, sip y labocar, que insertan en el sitial de las pruebas científicas, que son la fortaleza del juicio oral; al mismo tiempo que las pericias de objetos que sí podrían detentar dicho carácter científico, han sido intencional y repetidamente, manipuladas, transportadas, inducidas; ni el ministerio del interior, ni los bancos querellantes, y ni siquiera las policías tienen los elementos necesarios para condenarnos, y esto simplemente porque no existen.

Difícil resulta para nosotros hablar su lenguaje del poder, que obviamente no es el nuestro y jamás lo será, difícil resulta debatir los términos culpable/ inocente, y toda la terminología legalista que solo busca la prisión infinita de nuestros cuerpos. Sin embargo tenemos la fuerza de nuestra memoria y de nuestra historia vivas, que fundan nuestra certeza: en Chile existen amplios privilegios en poder de la clase dominante, lo que les permite ejercer sus derechos constitucionales así como también violar impunemente las leyes cuando sus intereses lo ameriten, tenemos la memoria fresca de los atropellos contra la humanidad cometidos por los militares en nuestro pasado más reciente y que nunca fueron sometidos a juicios ni castigo, del mismo modo tenemos la memoria fresca de nuestros caídos, los de ayer en el Estado militar y los de hoy en el Estado demócrata, Claudia, Alex, Matías, Rodrigo, Manuel, no los olvidamos, así como tampoco olvidamos la impunidad de sus ejecutores, e incluso las condecoraciones recibidas por sus perseguidores, al finalizar las matanzas. Jóvenes, estudiantes, trabajadores, peñis en resistencia, pobladores, todos ellos perseguidos, todos ellos asesinados. Por todos ellos y por nosotros:

¡Mientras exista miseria habrá rebelión!

¡Abajo las cárceles del Estado terrorista!

¡Presos en resistencia a la calle a luchar, ahora!

Marcelo, Freddy y Juan.

CAS, Santiago de Chile, septiembre Negro 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s